(Voz de Origen Quechua, Qukawi) 1.- Refrigerio, tentempié. 2.- Provisión de víveres que se llevan para un viaje. 3.- A bag lunch or snack that you bring with you somewhere.

De malos diagnósticos, feísimos síntomas y buenos deseos…


radiografia normal del torax

Radiografìa Normal de Tòrax

Si como yo, ya has gastado la mitad de tu sueldo en radiografìas y remedios de toda clase para aquel dolor toráxico que ningún doctor ha logrado explicar, en parte por inaptitud, por exámenes físicos poco acuciosos, por la subestimación de los síntomas del paciente o por “sabelotoditis huevonitis”, es probable que hayas llegado al post correcto.
La historia comenzó conmigo y una tos común y corriente, de esas que todos los fumadores conocemos como frecuentes luego de noches de jolgorio o tardes de extenuante vida social. Paralelamente había comenzado a trabajar asesorando a un diputado local que, sin ser la excepción de la raza de empleadores de nuestro siglo, sólo tenía dos mecanismos de evaluación para sus trabajadores: producción y eficiencia. (Al diablo, por supuesto, los valores, la calidad humana, la consecuencia, el afán de servicio público…y otras tantas excentricidades de ese tipo, es decir, virtudes humanas y no robotizables).
Por supuesto yo, a mis escasos 27 años y temerosa del fantasma siempre acechante del desempleo, me las jugué a mil por ser el robotito eficiente que mi canoso empleador esperaba, dejando de lado esa tos que había comenzado a estorbarme como un racimo de zancudos,  en medio de cada tecleteo o llamado telefónico.
Tras una semana deambulando como un zombie tuberculoso por la oficina y estrujando al máximo mis energías, comenzaron a sumarse nuevos síntomas. De esta manera ya no sólo era la tos, sino también la transpiración excesiva, los dolores abdominales y lumbares, dificultad para dormir y episodios breves de sofocamiento que, en mi estado, sólo podía atribuir a un mal de tipo pulmonar.
Como muchos de nuestros lectores entenderán, cuando se comienza un nuevo trabajo y no se posee un plan de salud decente, el mal de la  bronquitis se hace por definición “aguantable”, más que “tratable”.
Fue así que a sabiendas de que no era lo ideal, comencé a hacer un tratamiento de Amoxicilina por 10 días, más tazas y tazas de tecitos con miel y limón, además de un bote de cápsulas de vitamina C y un litro de jugo de cebolla para las defensas, preparado con dulzura por mi mamá.
(Dudo que algún doc hubiera diferido demasiado de aquel tratamiento…capaz me hubiera recetado un antihistamínico y algún jarabe antitusivo…cosa un poco contraproducente si lo que se quiere es expulsar de nuestro sistema al bicho causante….en fin)
Tozuda o no, e impulsada por mi estrechez económica, hice lo que había hecho en otras ocasiones con otras bronquitis del pasado. Sin embargo, en esta oportunidad, algo no funcionaba. Ya era 2o de enero y la maldita tos continuaba, el insomnio y el show de flema nocturno empeoraba y yo, digna trabajadora robótica del siglo XXI, había dejado de ser en el trabajo y para la vida, una ciudadana eficiente y productiva.
Comencé a sentir rabia “¡¿Algún día este parásito del Estado me dirá que me vaya al doctor?!” Esperaba de alguna manera contar con su consentimiento y que me dijera “oye, tómate un par de días y haz los exámenes necesarios”. Estúpida en mis esperanzas, claro, porque debí haber sido yo misma la que tomara esa clase de decisión en vista del estado en que me encontraba. Yo anhelaba sin embargo y como lo he hecho durante todos estos años contar con un poco de empatía humana. ¡Que ingenua!
Pues bien, por supuesto, cada vez que tosía, el caballero decía “¡el resfrío pesado que te tocó!” y esa frase cada tres o cuatro días era todo lo que decía al respecto. Por supuesto, a su juicio no podía tratarse de nada más grave que de un simple “resfrío”. Admitir cualquier otra opción significaría una posible licencia médica….y no! Por Dios! En tal caso la productividad y la eficiencia se irían al carajo!
Pasaron los días, y los ataques de tos, el dolor, la transpiración y las arcadas vomitivas luego de cada comida fueron más o menos la tónica desde el 20 de enero en adelante…ya no podía continuar así.
De pronto, un doc de renombre, que trabajaba en nuestro mismo piso pasó junto a mi escritorio y me dio una orden médica para hacer una radiografía de tórax (esto porque ya había sido alertado por mis compañeros, quienes con todo derecho ya no deseaban acercarse a menos de un metro de distancia).
– No me gusta nada esa tos que tienes- me dijo moviendo la cabeza de lado a lado- quiero que le pidas tiempo a tu jefe y mañana vayas temprano a hacerte los rayos, a primera hora, que ya llevas demasiado tiempo con esa tos y con esos dolores de pecho y espalda lo más probable es que tengas una neumonitis- terminó diciendo el doc en su tono políticamente correcto y humanamente decente.
Le dije que sí, cansada y respirando por un hilo, mientras el buen Doc se despedía y solo allí, en esos momentos, lo vi todo claro: no me importaba ya lo que pudiera decir mi canoso empleador…tenía que parar y pronto.

Pero claro, las cosas nunca son tan lindas como suenan. Estábamos a 24 de enero, los antibióticos no me habían surtido efecto, mi jefe programó un punto de prensa para el día siguiente  y, antes de que pudiera darme cuenta, mi salud había quedado nuevamente de lado.

Faltaba sólo una mísera semana para las vacaciones de febrero…ya tendría tiempo de descansar entonces. Se lo había casi rogado a mi jefe y bueno, “alguien” debía hacer ese punto de prensa, y “alguien” debería ocuparse de armar el material del boletín, ese mismo “alguien” debía escribir, grabar, editar, etc., etc. “Pasado mañana”, me dijo el diputado canoso, y al momento de prometerlo sentí que en sus adentros casi podía sentirse como un ser solidario y comprensivo, incluso altruista.

Me emputecí, como se dice en buen chileno, y esa tarde, a diferencia de otras tardes no me despedí con el rutinario “chao” de mano alzada, sino con un resentido beso de mejilla. Una sarcástica y mal intencionada despedida, como correspondía. “Hasta mañana diputado”, le solté fieramente, acercándole todos mis microbios. El caballero alarmadísimo con tal comportamiento, estiró el cogote en dirección opuesta y dijo “ya, ya, ya….cuidado con los bichos”, reconociendo tácitamente mis malas intenciones. Hubiera sido una linda rebelión…ajaja, pero no tuve ningún resultado y no logré contagiarlo, pero en contra de todos mis deseos logré contaminar a toda mi familia y pronto la casa pudo oírse como un concierto de toses y de lamentos nocturnos.

Cobrándole la palabra y moderando mis inhalaciones a fin de evitar la tos, llegó el día esperado y los resultados de mis rayos de tórax estuvieron el mismo día en mi poder.

Resumiendo y como en el cuento del mago: nada por aquí y nada por allá. Eso al menos según el broncopulmonar que al día siguiente analizó los resultados del radiólogo.

¡¿Nada?! Estaba feliz y preocupada a la vez…por una parte me alegraba no encontrarme con la neumonía que yo creía me acechaba, debido a aquel dolor insoportable en las costillas, al inhalar exhalar, toser, reir y casi cualquier cosa que hiciera…y por otro, me encontraba decepcionada, pues necesitaba urgentemente una respuesta para acabar de una vez con el malestar. Aquellos dolores en mis costillas debían tener una explicación.

Sin un diagnóstico acertivo y suponiendo que se trataba de una bronquitis (que según el doc de La Prida no podía verse mediante examen radiológico), me fui a la casa con Levofloxacino, una por 7 días; Aerotrop de inhalador y una suerte de antihistamínico carísimo de última generación que, de seguro, podía ser el bonus track del laboratorio para las vacaciones del iluminado. Le dije sin nada de dignidad que estaba media pobre y que jamás en mi vida una bronquitis me había dolido tanto, sobre todo para respirar, toser, etc.

Me dijo que no me preocupara…que todo mejoraría con los días. Pero adivinen quién no mejoró luego de los 7 días de antibióticos?? SÍ….yo, y la cosa ya no me causaba ni la menor gracia.

El dolor era tan agudo e inmovilizador que difícilmente pude olvidarme un segundo del hecho de que estaba enferma. Incluso llegué a pensar que me había quebrado una costilla…la tos había pasado ya a segundo plano.

Llegué jadeando y adolorida al piso en que atendía el doc en cuestión. Le conté que los antibióticos no habían causado ningún efecto y que aquel dolor agudo que había aparecido en un comienzo en mi costado izquierdo se había propagado a todo el contorno de mis costillas y que no aguantaba el dolor.

“Mmmm….me suena a desgarro”, me dijo. Cosa que por supuesto mi dolor me hacía suponer y no significaba nada ningún increíble hallazgo. Por supuesto tuve que pagar 25 mil pesos por la novedad y por la receta timbrada del caballero, que no logró dar con un diagnóstico: parches de lidocaína para mis costillas, un jarabe antitusivo y diclofenaco sódico. Sin embargo, esta vez me daría un listado de otros exámenes: rayos de tórax, de senos paranasales y muestras de sangre y orina.

Y nuevamente lo mismo: no tenía sinusitis y un problema en los pulmones y las muestras de sangre no arrojaron más que una leve alza de colesterol….¿Y ahora quién podrá defenderme?? Estamos a 12 o 13 de febrero y el 25 vuelvo a trabajar. Todo lo que he hecho es guardar reposo, tomar harto líquido y chillar de dolor tras el asomo de mis ataques de tos.

Leer novelas, juegos de pc, escuchar música y aprender teclado han sido algunas de las tantas maneras que he encontrado para evadir el dolor. (entenderán que este frenético tecletear también forma parte de mis técnicas de evasión del dolor, así es que me perdonan por el exceso de escritura. Por el momento ha sido del todo “terapéutico”, jaja)

Y también me he entregado a la lectura referente a mi salud, buscando compendios médicos en la web, antecedentes de dolores toráxicos y creo haber dado con la solución. (Cosa que por supuesto irritaría muchísimo a gran parte de los facultativos…que prefieren el perfil de paciente ignorante al de paciente curioso y estudioso…puedo equivocarme, pero que yo sepa leer no es pecado).

Estamos a domingo….mañana me veré con otro broncopulmonar y estoy lista para golpear a cualquiera que me sugiera otro rayo de tórax sin realizar antes un examen un poco más serio y acucioso de mis síntomas. (No pido un Dr. House, pero puta que sería agradable ver un poco de aquella genialidad analítica….)

No miento….el dolor es demasiado y ni siquiera he podido hacerme la valiente. Estoy cansada de medir mi respiración y todos mis movimientos, de no poder moverme como antes ni acostarme en la cama sin hacer miles de intentos antes de encontrar la postura menos dolorosa.

Entre confiarme a ojos cerrados al gremio médico- lleno de defectos como el resto de los gremios profesionales- y entregarme al estudio siempre valioso de cosas que atañen a mi salud y, por ende, a mi propia vida, prefiero lo segundo.

No siempre la opción más común es la que más se ajusta al diagnóstico… lo del esguince intercostal es lo que más me calza. Sin embargo, acepto sugerencias!

 

1.- ESGUINCE INTERCOSTAL

El Esguince Intercostal se produce por un movimiento brusco de rotación del torso casi todas las veces, asimismo también se puede producir por un golpe directo en la región intercostal. Cuando esto se produce se nota un pinchazo agudo y localizado en la zona lo cual nos hace sospechar la presencia de dicha lesión. Habitualmente se suele acompañar de dificultad de respirar profundamente hinchando la caja torácica hacia la zona lesionada y pinchazo muy agudo a la tos.

SINTOMATOLOGÍA

Esta lesión se aprecia claramente cuando respiramos profundamente o intentamos estirar un costado levantando el brazo notándose en ese momento un pinchazo agudo que te deja sin respiración. Normalmente el pinchazo es localizado siempre y cuando el esguince sea perpendicular a las fibras ligamentosas de las costillas de no ser así si se rompe el ligamento rasgándose paralelamente a éste el dolor se ramifica longitudinalmente en el recorrido del par costillar afectada en la lesión. Aparte de ello puede ocurrir que se aprecie inflamación localizada en la zona pero en estos casos no es lo habitual aunque cuando el esguince es por una contusión directa aparece un hematoma preciso en el punto de impacto con lo que en este último caso si aparece habitualmente proceso inflamatorio.

TRATAMIENTO

Como en casi todas las lesiones ante la sospecha de esta lesión se recomienda reposo, evitar la movilidad del brazo de la zona costillar afectada al igual que evitar la rotación del torso en giros y también poder pasar sin respirar profundamente ni toser, claro está esto último a veces es imprevisible. A la hora de dormir hacerlo sobre el costado sin lesionar adoptando un poco la posición fetal; esto es flexionando la cadera y rodillas para minimizar así la presión en la musculación torácica. De doler mucho acudir a un terapeuta especializado en ello.

 

2.- COSTOCONDRITIS

El síndrome de Tietze o costocondritis es una inflamación de la articulación que une las costillas con el esternón, y que produce un aumento de tamaño de esta unión, dolor al tocarla, al mover el tórax o al respirar (ya que la zona inflamada se mueve al hacerlo).

Puede afectar a uno o varios cartílagos costales, y es típico que afecte a los más altos (2ª a 4ª costilla), y más en el lado izquierdo.

No es una enfermedad grave, ya que cede espontáneamente en unas semanas (en pocos casos se dan recurrencias posteriormente), pero el cuadro de dolor que produce, como puede asemejarse al dolor de origen coronario (angina de pecho o infarto de miocardio), hace que a veces lo simule y confunda en el diagnóstico.

La causa de la costocondritis es desconocida, y se ha especulado con un origen vírico. Suele afectar a personas jóvenes (entre los 20 y los 40 años), sin preferencia por el sexo.

No existe una prueba específica para su diagnóstico (la radiografía suele ser normal), más que descartar otros problemas que puedan producir una clínica secundaria (de ahí el problema que ocasiona si simula un cuadro coronario), y llegar al diagnóstico por descarte de otras enfermedades.

Entre las enfermedades a descartar destacan, por su importancia, las artritis infecciosas, la artritis reumatoide, la gota…

En algunos caso en los que el diagnóstico se resiste, el realizar un TAC o una gammagrafía ósea acaba dando el diagnóstico.

El tratamiento del sindrome de Tietze es reposo relativo, frío local y antinflamatorios.

En casos resistentes debe recurrirse a la infiltración local de antinflamatorios, y si persiste el cuadro podría llegar a tener que extirparse quirúrgicamente, pero esto es excepcional.


 

 

10 comentarios

  1. Oscar

    Estimada:

    Soy estudiante de medicina y tú lo sabes xD… creo que el que no tiene plata tiene que ir a : URGENCIAS. Ya pagando de más en busca de una visión especialista de una, no es labor tuya sino de derivación.

    Las preguntas claves dentro de una anamnesis son claras frente a un dolor torácico acompañado de una clínica sugerente de afectación pulmonar.

    Pero antes de lanzarse a decir neumonía, hay q saber algunas otras rarezas como:

    – Has reporteado en alguna zona rural?
    -Tuviste contacto con alguien enfermo o con muchas tos
    – Hay aire acondicionado en tu trabajo?
    -Hubo alguien enfermo en tu pega antes o junto a ti?
    – has estado tomando corticoides previamente?
    has estado en alguna piscina temperada hace poco?
    – Cuanto fumabas a la fecha al día?
    – Tuviste contacto con niños enfermos hace poco?

    Dentro del examen físico, claro esta previamente objetivar tu temperatura axilar, que obvio lo hiciste o te lo hubieran echo en urgencias!!!!, yo he estado en el fricke y hacemos las cosas bien…

    No sigo mejor, pero ya sabes para la siguiente vez…

    15 febrero, 2011 en 17:40

  2. Hola Óscar. Espero no haberte tocado alguna fibra sensible con el tema, pues mi crítica no iba dirigida a ti, sino a tu gremio.
    Derechamente tampoco congenio con el gremio periodístico- al cual como sabes pertenezco-,y me averguenzo en el alma del gremio de los profes, pobres individuos de raciocinio anoréxico que exigen “excelencia” en las salas de clase y hacen pucheritos a la hora de medirse, compararse y estudiar para enseñar con más dignidad.
    ¿Y qué importa? Suciedad hay en todas partes y no es necesario mirar con lupa.
    La lucha de nuestra generación tendrá que enfrentarse a la mediocridad, trite pero abundante; al aburridísimo lugar común a la hora de opinar,a la falta de autocrítica y a la absurda y heredada costumbre que tenemos de justificar a nuestras instituciones apelando a la pobre excusa de que “así son las cosas”….no lo sé, son temas que acaloran y pretendo justamente eso. Comprobar si acaso hay un grupo allá afuera, ojalá no tan escaso, que concuerde conmigo y se acalore sin tapujos, con humor y sana discusión, en esta clase de debates…

    Adivinen cuál fue mi diagnóstico: esguince intercostal. Me recetaron una bonita marca que cambié en Simi por prednisona, que era el compuesto y un jarabe de 30 lucas que me acabó de romper el bolsillo y que no cambié en Simi porque no existía en formato económico. Debo hacer reposo total, evitar reir, usar mucho los músculos abdominales y toser….lo último difícil, pero mañana me entregan los resultados de la prueba de sangre…
    IR A URGENCIA EN CHILE NO ES OPCIÓN ÓSCAR…en ítem de salud pública continuamos siendo hiperdesarrollados.
    Te hacen esperar como si se tratara de un servicio de caridad, por favor!! De las 10 veces que he acudido a distintos lugares de emergencia, las 10 veces he terminado jurando no volver…y bueno, sería porfiada de quierer tropezar 11 veces con la misma piedra….CLARO QUE NO TENGO PLATA….pero sé que quienes con el sueldo mínimo ya no les da para el pan, el gas, la luz, el agua, la locomoción, los estudios y las miles de cosas que fuguran en la “farmacia familiar”. Para ellos la opción URGENCIA es la única salida, no una precisamente satisfactoria. ¿Y los impuestos a dónde van? Tarea para la casa…
    LES DEJO UNA DEFINICIÓN DE PACIENTE, POR WIKIPEDIA, PARA ENTRETENCIÓN DE LOS LECTORES:
    Recientemente, la palabra “paciente” está comenzando a sustituirse por la palabra “usuario”, precisamente por la relación que tiene con la palabra “paciencia” [cita requerida] y, erróneamente por supuesto, también con la palabra “pasividad” que, aunque de distinto origen etimológico, transmite la sensación de que el paciente tiene que comportarse, necesariamente, como un ente pasivo, inactivo, sin mostrar interés alguno por plantear preguntas y cuestionar lo que no le resulta familiar, lo que no entiende en la consulta con el profesional de la salud.
    http://es.wikipedia.org/wiki/Paciente
    (Gracias por el post)

    15 febrero, 2011 en 19:35

  3. Oscar

    … ese souvenir de la esguince intercostal es lamentable…pero la tos, molestia residual es siempre duradera y pesada.
    Y no, no me tocaste ninguna cosa, al reves…quisisera haberte ayudado.

    16 febrero, 2011 en 3:49

  4. Esther

    Hola Coka,

    lo primero, espero que estés recuperada. Lo segundo felicitarte por tu terapia de escribir porque da gusto a los ojos y a las mentes que la hemos leído, y espero que para ti haya sido una buena terapia. Envidio tu fluidez y atino con las palabras.

    Pasando al tema, la verdad es que como estudiante de medicina este caso me ha dejado un poco “en bragas”, porque de hecho estamos acostumbrados a:

    -Tos
    -dolo torácico
    -Placa de tórax: seguro que va a tener un infiltrado y hala, neumonía…ya veremos qué bicho, qué antibiótico…

    Típica imagen en un servicio de neumología:

    ¿y le duele al respirar?. Ah, vale…y apuntamos, dolor torácico…

    ¿cómo le duele? ¿cuándo le duele? ¿se le alivia con el reposo? ¿le aumenta con el movimiento? ¿le duele cuando le aprieto en la costilla?

    Pues si, creo como tú que sobra autoestima y falta acercamiento, que rápidamente se tira de pruebas complementarias y falta anamnesis.

    y por último…aquel que no sabe aceptar una crítica sobre su trabajo y aquel que cree que lo hace genialmente bien, es el más patológico, el que lleva realmente la enfermedad más que el paciente, pues le impide a veces curarse, y al servicio y a la ciencia, hacerlo mejor.

    ¡Antes que médicos, personas, que nos diferencia una bata y también enfermamos!

    16 febrero, 2011 en 11:21

  5. Oscar

    a ver…………….. explicaré mi posteo .

    en urgencias, aprte de lo feo y la espera. hacemos examenes pertinentes y las radiografias las ve, un internistia, un neumologo con suerte y con mala suerte un cirujano, pero bien…más todas las miradas de los alumnos q tienen ls cosas fresquitas ahi. Entonces despues de ver muuuchos cassos asi en su vida y al año, el ojo de un medico de ahi esta mas entrenado ( aunque claro tu te fuiste a la segura con un especialista y al final…. pff). Por eso recomendé urgencias, no fue de sufre sufre ajuajaua ser pobre e indigno de clínicas caras.

    Y lo que explico de las preguntas y todo eso, es al parecer la pérdida del esquema de entrevista de un médico para ser reemplazado por uno q se adquiriro poor experiencia..q a veces no es malo, pero no te deja ser House ajajjajaa.

    Yo la verdad amiga, es que creo que haciendo un balance en tu historia si q se merecen una ostiaaaa asi gorda tu empleador y el médico ese, q ni siquiera se dignó a cobrar criteriosamente.

    Chau cokita

    16 febrero, 2011 en 12:51

  6. Esther: Gracias por aquello de la fluidez….créeme que para muchos mi tipo de escritura es tediosamente entrecortada, por lo que me alegra tu comentario…es bueno saber que se me puede leer sin que sea un “tedio”…en fin…
    Me alegra también tu punto de vista…y concuerdo con tu visión del “Doc Patológico” y con exceso de autoestima.
    También agradezco a Oscar su aclaración…pues puede que haya malinterpretado aquello del consejo de ir a URGENCIAS…en fin.
    Hace dos días me he tratado con la doctora Mariana Amador (la recomiendo), y me dijo que el cuadro, mis desgarros intercostales, mi tos con sangre entre otros síntomas calzaban con el Mycoplasma Pneumoniae (que recuerdo Oscar, tu mencionaste hace un par de semanas…), y me mandó a hacer el examen respectivo. Y claro….se trataba de ese bicho, cosa que el miope doctor de La Prida, con años de estudio en el cuerpo no pudo interpretar, por lo que nunca me mandó a hacer tal examen, sólo prefirió llenarme por 10 de días de Amoxicilina (que no funcionó) y luego de Levofloxacino (que tampoco funcionó), ambos antibióticos poco adecuados para el bicho del Mycoplasma.
    Desde hoy he comenzado a tomar Claritromicina (le dije a la doctora que nada de marcas, que ya he gastado mucho….así es que no le quedó otra) y espero dejar de toser como loca, que lo que más me hace sufrir en estos momentos es el dolor insoportable del esguince intercostal…que no me permite levantarme de la cama sin un poco de ayuda.
    Finalmente….uff, no se lo deseo ni al peor de mis enemigos (o bueno…tendría que pensármelo, hay quienes lo merecen)

    (Gracias por sus posteos. Si quieren publicar, las puertas de COKAVI están abiertas. Sólo envién sus escritos en el estilo en que les parezca, sin faltas ortográficas idealmente y del tema que se les de la gana…Ojalá pudieran enviarme una foto también, de buen tamaño y buena calidad en jpg, un seudónimo si gustan y el resto quedará en la Web)
    RECIBIRÉ SUS ESCRITOS A ESTA DIRECCIÓN:
    cokavi@gmail.com

    16 febrero, 2011 en 16:33

  7. Esther

    A mi solo me queda agregar:

    ¡Oscar eres un genio! …..

    Y Coka, mejórate.

    17 febrero, 2011 en 8:59

    • Kirlyan

      Deseo que ese sea mi nick, maestra de la web Coka. If you plis?¿?¿?¿?

      Gracias Esther, pero genio es el que inventa cosas, yo sólo tengo al mitad del naipe, si usted dama larga y blanca, quiere aportar la otra mitad ahi si que seremos genios, pues habremos inventado algo nuevo y lindo.Nunca pense encontrar el amor en un blog, srta Esther ( es tu nombbre? o nick ) y usemos las tildes que a otros les incomodan ajajajajajajjajaja.

      Coka, tengo intención de masificar tu blog, me dejas?¿. por otra parte no te pongas tan chavez para tus discursos,o sigue asi, hasta que “te le pase” el dolor ajajajja, que no todos leen tanto.

      Este último párrafo claramente para picarte y que me respondas algo .

      Te kero cokaaacea, coka-bee, coka-BE, coka – let it be, Cokacabana, coka…..a – (xD).

      19 febrero, 2011 en 12:33

      • DEPENDIENDO DEL DÍA Y DEL ÁNIMO, EN COCAVI PODRÁS ENCONTRAR NO SÓLO COMPROMISO CON TEMAS SOCIALES…..SINO TAMBIÉN TODO LO CONTRARIO: UNA INDIFERENCIA ABSOLUTA, ANARQUISTA Y POSTMODERNA DE LA CUAL TAMBIÉN PADEZCO. LLÁMALE “DÍAS DE FURIA”, “APATÍA” O “SONAMBULISMO”….ser transparentes con nuestros estados de ánimo es el primer paso para ser “CONSECUENTES”.
        EN COKAVÍ PODRÁS ENCONTRAR DESDE UNA RECETA DE COCINA, UN CHISTE MAL CONTADO, LA ANÉCDOTA DE LA SEÑORA QUE CAE DE LA MICRO, EL PRECIO DEL PAN, LA HISTORIA DE POR QUÉ LOS HOMBRES USAN CORBATA, LOS COLORES “CHIC” PARA EL INVIERNO, PROGRAMAS Y CONCIERTOS GRATUITOS, LEYES, CONTRADICCIONES Y, SOBRE TODO, MÁS CONTRADICCIONES, HACIENDO RESUMEN DE LO QUE SOMOS: UN CHARCHICÁN DE VOLUNTADES DISPERSAS….
        No intento que sea un blog popular, me conoces….creo. Sólo espero un canal de expresión, de discusión y recepción de ECOS, sin censura, sin extrema gravedad, sin gratuita fanfarronería.
        BIENVENIDOS SEAN LOS QUE QUIERAN PARTICIPAR DE ESTA LOCA ARCA LAICA, CON TIMÓN DE CORAZÓN.
        ASÍ SEA…..DON ALONSO. JAJA

        P.D.: Y UYY,…….ESO DE ENCONTRAR EL AMOR DE TU VIDA CON LA USuARIA “ESTHER”…..me parece de lo más COOL. (Veremos su opinión, espero, al respecto de tu propuesta del naipe, muy poética estimado amigo)
        EN COKAVI también hay espacio para el romance…….!
        Y OJO….DE AQUÍ EN ADELANTE, SÓLO COKAVI……nada de nombres, pa evitar sapeos innecesarios (facebook u otros) y perjudiciales pa mi salud mental y laboral…jajjaa

        (GRACIAS POR EL POST! Y no olviden ponerle nota a los posteos y seguir comentando….)
        AU REVOIR!

        19 febrero, 2011 en 14:11

  8. Nicolas

    Estoy leyendo mis ultimas 2 semanas en tu post! Desde marzo estoy con ataques de tos y desde el 1/5 con este dolor. Cada semana un diagnostico distinto (y erroneo). Vivo en Madrid, asi que no pienses que la incompetencia y la soberbia medica solo pasa por alla. Saludos y gracias por compartir, espero que te hayas recuperado bien.

    18 mayo, 2012 en 15:33

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s